martes, 21 de abril de 2009

EL DRAMA DE SER MILLONARIO EN HAMBURGO

La puesta de Marat Sade de Peter Weiss que a fines del año pasado hizo Volker Lösch (Marat, ¿qué ha sido de nuestra revolución?) generó un pequeño escándalo legal e informativo. Estaba previsto que en un momento de la obra un coro de desocupados (realmente desocupados, no sólo en escena) leyera un lista con las principales fortunas de Hamburgo; pero hubo una acción legal que lo impidió. Acá la cobertura de la agencia EFE y un clip de la obra:

Millonarios de Hamburgo protestan contra una obra que denuncia a los ricos Se trata de un drama político que protagonizan seis actores profesionales y un coro de "amateurs" y que en esta nueva versión lleva por título "Marat, ¿qué ha sido de nuestra revolución?".


EFE lunes, 27 de octubre de 2008

BERLIN (EFE).- Un grupo de millonarios de Hamburgo (Alemania) ha evitado que sus nombres se lean en una controvertida puesta en escena de la obra teatral "Persecución y asesinato de Jean-Paul Marat", de Peter Weiss, en la que un coro de desempleados recitaba una lista con los ciudadanos más ricos de esta ciudad.

Se trata de un drama político que protagonizan seis actores profesionales y un coro de "amateurs" y que en esta nueva versión lleva por título "Marat, ¿qué ha sido de nuestra revolución?".

Al parecer son cuatro los adinerados que evitaron, por vía judicial, que el viernes -día del estreno de la versión del controvertido dramaturgo, Volker Lösch- se leyeran los nombres de 28 millonarios, comunicó hoy el portavoz del Schauspielhaus de Hamburgo, Uwe Heinrich.

Al final de esta adaptación de la obra que Peter Weiss estrenó en 1964, "Persecución y asesinato de Jean-Paul Marat, puesta en escena por la tropa de actores del Hospicio de Charenton bajo la dirección del Marqués de Sade", un grupo de receptores de ayuda social lee una lista con los ciudadanos acaudalados de Hamburgo.

O al menos eso es lo que pretendía Volker Lösch con su puesta en escena de este drama sobre la Revolución Francesa, antes de que cuatro de ellos presentaran una demanda la víspera del estreno.

La solución que encontró Lösch para denunciar el abismo, cada vez mayor, entre ricos y pobres, fue leer el texto judicial.

No obstante, varios medios de Hamburgo publicaban hoy los cuatro nombres de la lista de "presuntos ricos", que en total contenía 24 nombres y apellidos.

Hamburgo es una de las metrópolis más ricas de Alemania. La revista "Manager Magazin Spezial 2008" publica periódicamente una lista con los 300 alemanes más acaudalados, entre los que siempre se repiten Reemtsma, Otto o Fielmann, y en ella se inspiró el director.

Lösch y la dramaturga Beate Seidel hicieron un casting para integrar el coro de desempleados, para buscar casos reales, y lo cierto es que la mayoría perciben "Hartz IV", el nombre que recibe el subsidio único fruto de la reforma laboral del gobierno de Gerhard Schröder.

Famoso por su crítica social, Lösch recurre al "teatro documental" de Weiss (1916-1982) para denunciar la desigualdad.



Al final de la obra, el coro de desempleados clama "¡Pongamos bombas en los sex shops!", "¡Quememos Hamburgo!" y "¡Acabemos con el dinero!", que les valieron generosos aplausos la noche del estreno.

Peter Weiss, el autor berlinés de la obra en la que se inspira Volker Lösch, cosechó un enorme éxito con su "Persecución y asesinato de Jean-Paul Marat representado por el grupo escénico del hospicio de Charenton bajo la dirección del Marqués de Sade", un ejemplo de metateatro y de compromiso político.

Los locos de un manicomio llevan a cabo una representación teatral sobre el personaje histórico Marat. Corre 1808 cuando los dos protagonistas de los eventos de 1789, Marat y el Marqués de Sade, el primero con el espíritu revolucionario intacto, el segundo resignado e individualista, chocan uno contra otro.

Y si ya con Weiss, el público de la obra se vio involucrada en la misma, la versión de Lösch implica desde un principio a los espectadores, "adornando" la trama con las experiencias y reflexiones de desempleados de Hamburgo, que espetan al público: "Uno no tiene nada, pero es que tampoco es nadie" o "Me he acostumbrado a ver el mundo desde abajo", al tiempo que comparan los precios de supermercados descuento como Penny o Aldi.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En Marzo anduve por Buenos Aires y en el centro cultural Lugones iban a representar esta magnífica obra de Weiss en Abril. Me quedé con las ganas de verla...
Nos vemos el Sábado, saludos. Diego.

Marcelo Díaz dijo...

Tengo entendido que la preparan en el San Martín, en Buenos Aires. Eso me chusmearon. Habrá que aprovechar algún viaje.

Anónimo dijo...

¡quememos la FISA! ¡volemos el monumento a Rivadavia! ¡acabemos con Proferti! (esto para una futura versión bahiense, para la comedia municipal por ejemplo)

Marcelo Díaz dijo...

¿no es un poco fuerte para la comedia?

Mar dijo...

Es en el San Martín y todavía no hay fecha de estreno, yo voy a ir. No me importaría tanto que digan dintamitemos el obelisco, sino las cosas que se deben decir, como "los pocos que sobrevivimos/ caminamos encima de un barro de cadáveres".