viernes, 13 de enero de 2012

EL TATA EN WHITE

 
Digan lo que digan, y sabiendo que no tengo la más remota autoridad en la materia, los tangos de Cedrón me parecen muy buenos. Además canta como un campeón. Magaldi, Gardel, Florentino, no le hacen fácil la tarea; a lo mejor ellos son mejores; ellos tienen demasiado prestigio – en el buen sentido de la palabra –; tienen demasiado que ver con nuestra cultura. Pero Cedrón es todos ellos a la vez, ha juntado esas voces; esto es importante, porque así su voz es un resultado, viene de lejos, de antes y nos pasa de largo, pero en seguida vuelve y acompaña y ayuda. 

Francisco Urondo

Creo que la poesía no es un género literario sino una postura frente al mundo. Me reconozco plenamente en lo que alguna vez escribió Tuñón : “el mundo está lleno de poesía no escrita aún”. Decir poesía es sinónimo de belleza y es algo más. Decir poesía es decir que algo nos conmueve, nos saca de lugar. Y eso puede ser ternura y puede ser tragedia. Es, de cualquier manera, emoción. Estar en el mundo es estar emocionado. Si no, no vale. Si no, es que estamos muertos. Es esa emoción la que hemos intentado compartir con nuestras herramientas. A través de un sonido que se fue forjando de a poco. Retomando ciertamente una tradición porque uno nunca empieza desde cero. Uno es siempre de un lugar. Llevás en tu memoria imágenes, ruidos, palabras y una cierta sabiduría.

Juan Tata Cedrón