domingo, 9 de agosto de 2009

PRIMAVERA DE 1938

Hoy, domingo de Resurrección, muy de mañana
una nevasca azotó de repente la isla.
Había nieve entre los setos verdes. Mi hijo
me llevó hasta un albaricoquero pegado a la tapia de la casa
apartándome de una poesía en la que denunciaba
a quienes preparaban una guerra que
al continente, a la isla, a mi pueblo, a mi familia y a mí
nos puede tragar. En silencio,
cubrimos con un saco
el árbol a punto de helarse.

Bertolt Brecht

6 comentarios:

Guille Es. dijo...

Muy bello entrar este domingo de invierno a Acción Literaria y encontrarse con Primavera de 1983

¡Feliz día del niño!

Guille Es. dijo...

1938, mejor

YULI CASTRO dijo...

Qué buen blog.
Saludos!

Mar dijo...

Entendido.

Marcelo Díaz dijo...

Gracias, Guille, feliz día también para vos y para el que viene en camino!
Gracias, Yuli.

Gabys* dijo...

no- entendido- pero- hermoso