lunes, 22 de marzo de 2010

AQUÍ ME PONGO A CANTAR

Pablo Katchadjian publicó en 2007 El Martín Fierro ordenado alfabéticamente. En el último número de la revista Otra Parte, César Aira escribió un artículo sobre el libro. En su blog, Pablo Gianera habla de "experimento inútil". Acá, el propio Katchadjian lee en Salida al mar y acá es entrevistado por Juan Terranova. Va un fragmento:

Andaremos de matreros
ande enderieza abre brecha
ande estaba el animal
ande hay duraznillo blanco
ande hay tanto que sufrir,
anduve entre los cardales
Anoche al irlo a tomar
Ansí andaba como guacho
Ansí empezaron mis males
Ansí en mi moro, escarciando,
Ansí es que al venir la noche
Ansí estuve en la partida
ansí lastimao y todo,
ansí llega medio muerto
Ansí me hallaba una noche
ansí mi suerte lo quiso.
Ansí pasaron los meses,
ansí se suele portar
ansí, tendido de panza,
Ansina, pues, conociendo
"Antes de cáir al servicio,
antes que la sangre pierda
¡Aparcero, si usté viera
aquel que nació en la selva,
aquello era ratonera
Aquello no era servicio
Aquello no era trabajo,
aquello que Dios me dio:
Aquí me pongo a cantar

fragmento de El Martín Fierro ordenado alfabéticamente, de Pablo Katchadjian, IAP (Imprenta Argentina de Poesía), 2007

12 comentarios:

patodepiedra dijo...

no sabia que existia el martin fierro ese. el word tiene una funcion de ordenar alfabeticamente?
salute

mario ortiz dijo...

Es incríble lo que hace Katchadjian. Una idea absolutamente simple, que bordea entre la genialidad y la estupidez que puede producir todo método, de allí su carácter estimulante.
Lo primero que se me ocurre pensar - y lo digo con toda cautela - es que el Oulipo sigue vivo.
Katchadjian puede reivindicar para sí una larga tradición experimental del lenguaje.
Digno pariente de Roussel.

Pablo Usabiaga dijo...

Qué quieren que les diga, muchachos.

Como experimento de taller, es divertido, y está bueno agarrar y leer 10 líneas... (Más líneas, ya se vuelve un bodrio insoportable).
Pero agarrar y hacerlo con el libro entero, y encima publicarlo en un (nuevo) libro... qué ladri!

Yo seré un bruto y un reaccionario, pero ustedes que le dan bola (ilustremente acompañados por Aira), me pa que son un poco ingenuos al ponerse a darle manija...

Karadagián, andá a laburar!
(Aclaración: conste que NO identifico el valor o el mérito artísticos -si es que tales cosas existen- con el esfuerzo, mental o material, que supone la creación. No van por ahí los tiros. A veces una genialidad surge con esfuerzo cero.)

Ya sé que hay mil millones de teorías literarias y estéticas que pueden usar para rebatirme... pero yo seguiré viendo desnudo al rey desnudo.

Marcelo Díaz dijo...

Pablo, hablás solo!!!!!!! nadie dijo que seas ni bruto ni reaccionario, y publicar algo no es darle manija (a veces sos tan minucioso y a veces...)Me interesa el debate que va circulando en algunos blogs y que el libro de PK disparó, por eso pongo el link al blog de Pablo Gianera, que lo tilda, por ejemplo, de "experimento inútil". Y sí, hay miles de teorías literarias y artísticas, y no estaría mal tomar en cuenta algunas, Pablo, porque ir por el lado de la genialidad es un callejón sin salida: genialidades hacen los genios, no hay más que hablar, es una cuestión de fe. Los que somos ateos (en literatura y en otras áreas) preferimos revisar teorías a profesar la fe romántica en el genio del arte (que a la larga termina llevando a posiciones anti-intelectuales).

Pablo Usabiaga dijo...

Escribí una larga respuesta, hice clic en enviar y... desapareció.
Grrrrrr.

Lo de reaccionario y bruto, lo dije porque sé que lo que dije puede sonar a Bloom y a canon. No van mis tiros por ahí, pero es fácil hacer la asociación.

Lo de la "genialidad" era sólo una forma apresurada de hablar. No pretendí hacer alusión a ningún genio. Reformulo, pues: "A veces una pieza extraordinaria surge con esfuerzo cero aun de la mente más mentecata". Nada de genios.

Igual, yo sí creo en los genios. Leonardo lo fue, Bach lo fue, Darwin lo fue, Lennon lo fue. No creo que el genio se reduzca a estar en el momento apropiado en el lugar apropiado (es decir, en una explicación exclusivamente historicista del genio). Lo que no me interesa son las teorías sobre el genio (aunque entiendo que haya gente a la que legítimamente le interese esa teoría, sean sociólogos, historiadores o psicólogos). Pero de ninguna manera reduzco ni identifico el arte y la literatura con la genialidad, así que en eso estamos de acuerdo. Puede ser obra tanto de genios como de ingenuos.

No cazo la conexión con el ateísmo, creencia que también comparto como es sabido.

Todo bien con la teoría. Mientras sea teoría.

Y no se enojen. El tema me pareció una joda y los estaba gastando y mojándoles la oreja, de puro hincholas y jodón. Ya saben cuánto los admiro a los dos. (Por eso me sorprende, de paso sea dicho, verlos entretenidos con estas, digámoslo así, "boludeces"). Después de todo, tras recibir el mensaje y hacer clic para venir acá y encontrarme con esto, sentí: "este Negro de m... me hace venir hasta acá para esto?".
:p
Me sentí "víctima" de una cargada (aunque sabía que no era una cargada sino que iba en serio), y me salió cargarlos a mi vez, en respuesta. No puedo evitar tomármelo en joda. Porque no puedo verlo como otra cosa que una joda.

Marcelo Díaz dijo...

No me enojo, Pablo, de ninguna manguera. Lo de ateísmo venía a cuento de la figura del genio en el arte, que es una figura que asume funciones religiosas, o que encamina el arte a modos religiosos y borra con su presencia, brillo, etc cuestiones históricas, sociales, económicas y materiales concretas. Además de que no tiene en cuenta ni las condiciones de producción de una obra, ni las de recepción, que es lo que hace que una obra permanezca vigente reformulándose. En ese sentido prefiero una crítica cultural a una apología del genio. Y lo del Martín Fierro viene en esa línea: Hernández escribió un Martín Fierro, Lugones leyó otro (muy cerca del centenario) y en el tan zamarreado bicentenario leemos un Martín Fierro catalogado, ordenado de A a Z como en un inventario. Aunque sea una joda, también las jodas dicen algo ¿o nos va a atacar la gravedad antes que el reuma o la artrosis?

Pablo Usabiaga dijo...

En eso tenés toda la razón. El humor es lo último que hay que perder...

mario ortiz dijo...

Entiendo perfectamente que la cuestión de la genialidad desvía del tema de este peculiar Martín Fierro, y nos llevaría a complejos debates teóricos que no son del caso, salvo que se decida ir por ese lado.
De movida, admiro en este autor la absoluta simplicidad de una idea, de relativamente simple factura, pero que puede potenciar efectos diversos. Mirá, pablo: un artista (cuyo nombre no recuerdo)hizo la siguiente instalación: una silla al medio, a un costado una foto gigantográfica de la misma silla, y al otro costado, ploteada, la difinición de diccionario de "silla". A esta simplicidad maravillosa me refiero: ¿hay un complejo trabajo artesanal? No. Lo que genera es una cantidad enorme de problemas: la silla como referente en relación al signo icónico y a los símbolos lingüísticos. El problema de la cosa, la palabra y la imagen, etc. Problemas filosóficos si los hay.
Lo que este gaucho Katchadjian plantea, o mejor dicho, VUELVE A PLANTEAR, es el problema de las relaciones azarosas que atraviesan el lenguaje y lo hacen variar hacia significaciones imprevistas. ¿Acaso este Martín Fierro reescrito no empieza a "hablar" de otra forma?
Pero no soy yo quien mejor puede escribir sobre esto. Para esto recomiendo el largo ensayo que Foucault escribió sobre Raymond Roussel. Está en Humanidades. El jueves lo devuelvo.

Carito dijo...

marcelo diaz? los nombres se repiten y conozco un alter ego tuyo, tb escritor, en Rio IV.. saludos!

Marcelo Díaz dijo...

sí, el Marcelo Díaz cordobés, también conocido como el Marcelo Díaz blanco, somos amigos en facebook. Ya nos encontraremos personalmente.
saludos

Antonio dijo...

uF! surrealismo criollo. Mencanantóelexperimentoinutil
Viste la peli de martín fierro que se filmó acá?

Marcelo Díaz dijo...

No, Antonio, no vi esa película ¿la que se filmó en la cueva de los leones?