jueves, 3 de diciembre de 2009

REPITA CONMIGO

Una de las actividades del Festival de Poesía de Rosario fue una visita a la cárcel. Allí, poetas y reclusos se leyeron y se escucharon. Allí, Alan Mills leyó este poema:

Repita conmigo

El indio no es el que mira usted

en el catálogo de turismo,
cargando bultos
o llevándole comida a la mesa.

Tampoco el que ve desde la ventanilla

y pide monedas haciendo malabares,

ni el que habla una lengua muy otra

y resiste fríos nocturnos.

No, el indio está adentro,

y a veces se le sale, acéptelo,

aunque lo entierre en apellidos,

aunque lo socave bien

y niegue su manchita de infancia,

ahí está, acéptelo.

Y si aparece esa agua rancia,

voraz, el aguardiente que inflama,

ya verá que se le sale,
el indio empuja con su fuerza de siglos,

emerge ardoroso y se le sale,

con lo guardado,

con lo que dura doliendo.
No, no es otro,
el indio soy yo,
a ver, repita conmigo.

Alan Mills (Guatemala, 1979)
foto de Giselle Marino

7 comentarios:

vrotravez dijo...

Adoro este poema para ser leído en cárceles!

Anónimo dijo...

a mi me gusto muchísimo este poema

Mar dijo...

Dale. El indio soy yo. Aunque sea nieta de un bielorruso, un yugoslavo, una polaca y una ucraniana. Qué mescolanza hermosa!

Gabys* dijo...

Muy bueno!

Marcelo Díaz dijo...

qué linda palabra "mescolanza"

Anónimo dijo...

Me siento orgullosamente india

Anónimo dijo...

Que maldito poema. Un abrazo desde republica dominicana.

homero pumarol