jueves, 31 de diciembre de 2009

SE VA, SE VA, SE FUE

Bueno, ahí viene el 2010, año del bicentenario y etc, etc, etc. Mientras el conflicto en el puerto de Ingeniero White se tranquiliza sin solucionarse, y los pescadores por fin agarran unos mangos, y todos los estudios hechos por los confiables y afamados profesionales bahienses (no importa estudios de qué, si del agua o de trabajo) dan indefectiblemente bien y nos dejan con la tranquilidad de saber que si se trata del puerto y de las empresas del polo petroquímico nuestros abogados, economistas, bioquímicos, médicos y demás pondrán esmero en que siempre den bien, y nuestros comunicadores comunicarán que todo está bien y recontrabien y el resto está mal, mal, muy mal, por los siglos de los siglos, o al menos mientras sea rentable, ahora que el Obispo de Bahía Blanca reaccionó con una velocidad mayor a la del papado cuando perdonó a Galileo, y condenó la represión, pero igual reaccionó tarde, porque no detuvo la represión, aunque por lo menos reaccionó, no como el padre a cargo de la iglesia de White que abrió las puertas de par en par, y en vez de proteger a su rebaño, lo ofreció para la esquila, tal vez porque los sacerdotes están muy preocupados con cosas realmente graves, como que los homosexuales se casan y ponen en riesgo a la humanidad, y si bien su tarea es universal, el padre al que se encomiendan las almas whitenses dijo "yo, argentino" y miró para otro lado, y agregó: "mi iglesia es de puertas abiertas" y entró la policía a los tiros y a las patadas, en la casa de Dios, y a patadas sacó a los locatarios espirituales de la casa de Dios mientras el locador se ve que estaba en otra, en una de esas evaluando el daño moral, porque seamos francos ¿qué importancia pueden tener un par de cabezas machacadas, unos huesos fuera de lugar, unas familias con hambre, frente al enorme daño moral que padecen el puerto y las empresas tras quince días de inactividad forzada? Ahora las dudosas aguas whitenses se aquietaron un poco, y en el balance ponemos que los pescadores agarraron unos mangos como para tirar un tiempo, que la prensa amiga del puerto aprovechó para señalar irregularidades en el reparto, que aparecieron algunos que hace tiempo no pescaban ni manifestaban ni pusieron la cara en el reclamo, pero la pusieron en cámara para decir que a ellos no les dieron nada y eso que ellos se habían portado bien y nunca en su vida hicieron un piquete, y claro, dicen los pescadores, es por eso, la plata es para los que pusieron el cuerpo, y en los kioskos de la plaza Rivadavia sobreviven unas postales medio descoloridas con lanchitas pesqueras que los bahienses antes regalaban orgullosos, aunque ahora comprenden que las lanchas pesqueras son de Ingeniero White, no de Bahía Blanca, que es otra cosa, porque acá, hay que decirlo, si se hacen piquetes, los organiza la Sociedad Rural, y son piquetes paquetes, de gente como uno, que come carne, pescado que coman en Japón, donde a esta hora ya llegó el 2010, porque es un país avanzado, mientras por este lado del mundo se va el 2009, corrido con gas mostaza y balas de goma.

8 comentarios:

Bruno dijo...

buenisimo el post chelo. vi las imágenes de la represión en el blog de canal 7 y no lo podía creer.. los piquetes paquetes son solamente entendibles desde la perspectiva actual, la de este siglo que hoy cumple una década... y bueno, por dosmildiez más

un abrazo y buen año!

Marcelo Díaz dijo...

Gracias, Bruno, y buen comienzo de década!

Mery Larrinua dijo...

muy bueno!!!!
un abrazo y un prospero 2010!!!

Lao dijo...

QUE TENGAS BUEN AÑO!!

Marcelo Díaz dijo...

Gracias Mery, gracias Lao.

ionito dijo...

Yo te iba a decir "buen año"
pero despues del post este, no se si lo amerita.
Es como ver zeitgiest, no?jaja.
Un abrazo chelo.

Fermín Enrique Ramirez dijo...

Desde las traducciones de Sniffin' Glue que no disfrutaba estas formas.

Buen año para todos.

Paquirro dijo...

Muy bueno Marce.