sábado, 27 de diciembre de 2008

I FOUGHT THE LAW (AND THE LAW WON)

En 1959, Sonny Curtis, guitarrista de The Crickets, la banda de Buddy Holly, compuso I fought the law, un rock pegadizo, liviano, con una letra bastante inocente que habla de un tipo que perdió a su novia por robar y ahora rompe piedras bajo el sol en la cárcel. El tema no tuvo mayor trascendencia hasta que en 1965 lo grabó The Bobby Fuller Four y lo convirtió en un éxito masivo.
Si uno busca en You Tube I fought the law, se topa con 1980 videos. Clásicos, en vivo, de fans, covers, caseros. Uno de ellos es el de The Bobby Fuller Four, tocando alegremente en un calabozo, con una presa bailando como poseída en otra celda:



En el 78 The Clash graba su propia versión y convierte al tema en una suerte de himno punk. Esa letra liviana de The Crickets se resignifica en la Inglaterra tatcherista, y es un desafío obstinado: I fought the law and the law won, I fought the law and the law won, I fought the law and the law won. Hay versiones de Sex Pistols, John Cougar Mellencamp, Bruce Springsteen, Roy Orbison, Tom Petty, Dead Kennedys, The Ramones, Grateful Dead, Status Quo, Bryan Adams (¡?). La de Stray Cats es muy cool; la de Green Day, en términos punks, es ortodoxa; la de Thug Murder, un grupo de ponjas muy sacadas, es puro acelere, pero no llega a tener la potencia de esta versión en vivo de Mano Negra con Jello Biafra, en Brasil, que viene con insultos a George Bush padre incluídos:



Pero la traducción y el remix son obviamente reversibles. Así como un rock más se convirtió en himno de protesta, así también pudo volverse jingle publicitario de Ford, interpretado por los lobotomizados ganadores de American Idol, que muestran lo que mejor saben hacer: transformar cualquier canción en una cosa gelatinosa, sonreir aunque estén cantando la marcha fúnebre, y hacer palmas en algún momento del tema (hacer palmas es importante, despierta a los también lobotomizados espectadores). Sin embargo, no todo está perdido, entre las 1980 entradas di con esta ukelele version de I fought the law serenamente violenta, capaz de sumir al punk más enérgico en un profundo estado depresivo, y que bien merece una condena de al menos diez años de prisión:

10 comentarios:

Gabys* dijo...

Buenísimo! El último intérprete suelta el instrumnto y se dispone a ser arretado! jajaja. Se hace cargo el tipo.
Me quedé un poco triste porque yo hubiera querido audicionar para el papel de presa en el primer video, seguro que quedaba...
Besos!!

Eva dijo...

Creo que habría que encerrar a los chicos de American Idol en la misma celda de las japonesitas, para que les pateen la cabeza tanto que se les vayan las ganas de cantar...

ana porrúa dijo...

Veo las fotos de La lechuza... qué leiste negro? Blaia? por qué versión andarás? O no sos el de camiseta blanca tumach?

abrazos, A

PD: Una vuelta por el mar atlántico? Invitadísimo, como siempre.

Marcelo Díaz dijo...

Mmmmm, Gaby, mirá que no es nada fácil bailar así, yo conozco gente que se ha desnucado en el frenesí beat.
Eva, sos una sádica. Yo prefiero que me encierren en la jaula de los leones del Parque Independencia antes que con esas japonesas.
Ana, leí Blaia, en efecto, pero ya ni se qué versión, creo que la última. Respecto a la remera, reparte opiniones, algunos opinan que es tumach y otros que parezco una heladera. Yo no se qué pensar, aunque a mí me gusta esa calavera gigante que me da un toque mexicano (?) Es más, ahora me tengo que conseguir una máscara del santo, o algún luchador de esos para la próxima lectura.
Y sí, me veo haciendo juego con los lobos marinos en la costa atlántica, te escribo, dale!

Mario Arteca dijo...

El último intérprete (?) es una mezcla de Peter Strauss, el actor (?) con un llamado de amor navideño hecho por un Papá Noel después de haber escuchado a los subnormales de American Idol. La versión de Fuller y la de The Clash, distintas, claro, pero excelentes. La de Mano negra es tan contagiosa que dan ganas de matar a los pibes de American Idol y después al pseudo-Peter Strauss. Una pena, porque no llegaríamos a hacerle nada a Bush, No? Abrazo y happy new year!

Eva dijo...

Los leones del parque independencia son más inofensivos que mi gata Lorenza. ¿Cuando termina el video de Thug Murder no sería mucho más verosímil que se las llevara una ambulancia directo al psiquiátrico?

Marcelo Díaz dijo...

Mario, no sólo no le llegamos a hacer nada a Bush, sino que encima nos legó al hijo durante dos períodos! Abrazo, y planifiquemos un encuentro en Monte, dale.
Coincido, Eva, coincido. Si lo hubieran filmado en Bahía Blanca hubiera sido así, porque en esta ciudad todo delincuente es un enfermo y todo enfermo un potencial peligro, pero parece que en el resto del mundo se guardan las formas, por eso, creo, el patrullero.

Mario Arteca dijo...

Estaré en Febrero en el Monte. Seguimos comunicados. Buen año!!

Pistol Packing Mamma dijo...

no entiendo el proyecto

Marcelo Díaz dijo...

¿qué proyecto?